Pánico y Ansiedad en tiempos de crisis

Pasar por estados de ansiedad y además llegar luego al pánico podría ser una amenaza, emocionalmente hablando, producto de lo que actualmente vivimos como parte de la situación de crisis sanitaria por la expansión del Coronavirus (Covid-19) en el mundo, y el cambio extremo de nuestras rutinas por el eventual aislamiento social que debemos cumplir cada uno de nosotros.

david-sucre
David Sucre, psicólogo venezolano especialista en Clínica Mental y asesor migratorio

Pero ¿Qué es el pánico y la ansiedad y cómo podemos evitarlos o transitarlos? Estos y otros interesantes temas fueron abordados por David Sucre Villalobos, psicólogo venezolano especialista en Clínica Mental y asesor migratorio, actualmente radicado en Ecuador, donde forma parte del equipo de Chamos Venezolanos en Ecuador.

Estas disertaciones se llevaron a cabo durante el primer Jueves de Contención, que es un encuentro digital organizado por la Asociación de Venezolanos en la República Argentina (Asoven) con la coordinación del Espacio de Contención, con el objetivo de ofrecer el conocimiento y experticia de especialistas en materia de manejo emocional y salud mental, entre otros, en una charla amena y clara, a través de un En Vivo por Instagram.

La ansiedad es exceso de futuro” por la posible disminución de la noción de lo que se vive en el presente, y el pánico es ansiedad extrema que se termina conectando con el cuerpo, resumió David para graficar de manera rápida y sencilla algunos de las dificultades emocionales por los que podrían pasar las personas como parte de las secuelas del aislamiento.

Dificultades que, según comentó, pueden verse también ocasionadas por factores que le son inherentes a la comunidad migrante, quienes además de la preocupación de un posible contagio y pérdida de la salud, que es una preocupación general, también deben pensar en su trabajo, pues la gran mayoría vive de un ingreso diario por la carencia de un empleo formal; y a esto se le suma, que además de estar pendientes de las informaciones de su país de residencia actual, también están atentos de lo que ocurre en su país de origen, donde aún tienen familia y afectos.

Por esta razón, David explicó que en lo referente al tránsito de las emociones, le gusta pensar en lo que denominó “las 3 D”: decir (hablar de lo que te pasa), digerir (reconocer y transitar las emociones que estas sintiendo) y despedir (dejar ir aquello que te está produciendo un malestar). Es decir, es normal pasar por momentos emocionales difíciles, por lo que no es necesario negarlos, sino permitirnos vivirlos y gestionarlos, si es necesario con la ayuda de un especialista.

Algunas sugerencias que ofreció sobre todo en el momento de “digerir” las emociones, son las siguientes:

  • Conectarse con el psiquismo creativo
  • Apoyarse en la espiritualidad, sea cual sea la fe de cada quien
  • Organizar y cambiar los espacios de la casa
  • Crear una rutina diaria, y sobre todo respetarla y cumplirla
  • Seguir con nuestros objetivos personales en mente
  • Actividades de relajación
  • No consumir demasiadas noticias, para no caer en la “infoxicación” que, como la palabra indica, es intoxicarnos de información, datos, cifras, alarmas, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *