Acompañar emocionalmente a nuestros hijos en tiempo de crisis

Por María Gabriela Ortiz. Psicóloga (@psico.ser)

Cuando hablamos de acompañamiento emocional lo podemos entender como la disposición para estar presentes y disponibles en el transitar que el otro tiene por el mundo de sus emociones y aunque esto suene fácil de decir, puede significar un desafío cotidiano para los padres cuando se trata de las emociones de sus hijos pequeños.

Hoy, la pandemia generada en el mundo por el COVID-19, así como el distanciamiento social obligatorio, vuelven más complejo este acompañamiento, pues ha implicado reestructurar todas las rutinas en la vida diaria, produciendo momentos de stress, ansiedad e incertidumbre.

Rocío Laguna, Licenciada en Educación de la Universidad Central de Venezuela

Rocío Laguna, Licenciada en Educación de la Universidad Central de Venezuela, madre, migrante y creadora de propuestas educativas como Toosty creativos y Norayzone, nos resalta que nuestros niños no son ajenos al impacto que crea el cambio repentino de las rutinas, generándose en ellos emociones importantes que necesitan de nuestra guía y acompañamiento oportuno.

Entendemos que madurativamente, un adulto experimenta y transita por las emociones de una manera totalmente distinta a como las pueden experimentar y expresar los niños, por eso el objetivo está en acortar la brecha diferencial de modo que permita al padre/cuidador comprender y acompañar al niño, incluso en esos momentos en los que sus propias emociones pueden desbordar la razón, y superar las habilidades que tiene para manejarlos.

Por ello, y gracias a su experiencia en diversos roles dentro del proceso educativo, Rocío compartió con nosotros 8 consejos que te pueden ayudar en el momento de acompañar emocionalmente a tus pequeños y te permitan transitar de la mejor manera esta etapa de aislamiento.

1.- Mantén la calma y cuida de ti.

Es importante poder reconocer nuestras emociones y poner conciencia sobre cómo yo las gestiono como adulto, sólo si nos permitimos reconocer nuestras emociones y aprendemos a gestionarlas, podremos asistir a nuestros hijos en esos momentos de dificultad. Los niños se apoyan emocionalmente en los adultos con quienes interactúan a diario. Por eso Rocío Laguna nos recomendaba darnos espacio de descanso y esparcimiento como adultos, y así poder recargarnos de la energía suficiente para estar para nuestros hijos. Es muy importante que puedas dedicarles tiempo de juego y entretenimiento a tus pequeños, pero también que puedas dedicarte tiempo a ti.

2.-Observa las conductas de tus pequeños.

Si presentan comportamientos fuera de lo común como irritabilidad, problemas de sueño, cambios de apetito,  hiperactividad, entre otros, pueden indicar que les está costando enfrentar la situación.

3.- Conversa siempre con tus pequeños sobre la situación.

Mantenlos informados, utilizando un lenguaje sencillo, explicándoles qué es el COVID-19 y cómo pueden evitarlo, qué y por qué se hace cuarentena, y sobre todo pregunta qué emociones genera en ellos (tristeza, miedo, curiosidad, desinterés). Es importante saber qué significado le dan los niños a la situación, aclarar términos e investigar juntos, en busca de información.

4.- Evita tener el noticiero todo el día en el TV,

ya que te sobrecargarás de información y tus pequeños también. Mientras ven programas referidos al tema, aprovecha a comentar lo que están viendo y conocer sus impresiones.

5.- Trata no forzar  a tus pequeños a hablar del tema.

El COVID-19 no puede ser el centro de todo, ni lo más importante en el día a día. Existe la posibilidad de que tus pequeños no estén interesados en el asunto, y no está mal.

6.- Explícale las medidas que estás adoptando para protegerlos.

Es súper importante que comprendan la relevancia de los nuevos hábitos y que puedan sentirse seguros en casa.

7.- Comparte con ellos tus propios sentimientos.

No es sano negar lo que sentimos u ocultarlo. Si expresas lo que sientes darás el ejemplo de cómo enfrentar las situaciones. Eso sí, al manifestar lo que sientes ten presente también comentar un futuro próximo esperanzador y positivo.

8.- Finalmente, aprovechar estos tiempos juntos.

Descansen, jueguen, compartan, pero también bríndense momentos de ocio e individualidad.

Fuente: entrevista en el Jueves de Contención y el blog de NorayZone.